Social Media

El furor de Vero

Esta semana Vero ha sido noticia en el entorno del social media. Se trata de una red social para móviles, una app, que llega con el objetivo de plantar cara a Facebook e Instagram.

En un mercado maduro, el de las redes sociales, en el que empresas como Facebook ya han cumplido 14 años de vida y han conquistado a 1 de cada 3 personas del mundo, ¿habrá cabida para una nueva?

He leído multitud de opiniones, lo que está claro, es que cuando nos encontramos un caso como éste, lo que yo recomiendo es bloquear tu nombre de usuario. Si echamos la vista atrás, hay algunas como Peach o Path que casi se quedan a modo anecdótico u otras como Instagram que en tan solo unos años han crecido exponencialmente. Por eso es importante que tú seas dueño de tu identidad y nadie te quite tu nombre de usuario o el de tu marca.

Vero, no es una red nueva, nace en 2015 de manos del millonario Ayman Hariri y surge a raíz del desacuerdo que tiene Hariri de tener que aguantar la publicidad y los algoritmos de las redes ya existentes. Defiende que podamos ver el contenido de nuestros amigos por orden cronológico (como sucedió con Instagram hasta su venta a Facebook) y sin tener que hacerlo pagando el alto precio de nuestros datos. El modelo de negocio de Vero es de suscripción y el target es de unos 30 años hacia arriba.

En Vero podremos compartir fotos, enlaces, música, películas, libros y lugares con nuestros amigos íntimos, amigos, conocidos y seguidores. Pero, ¿cómo le sentará a alguien que se considera buen amigo que le llames amigo a secas o conocido? ¿O si te ocurre a ti con alguien que consideres tu amigo? Las redes hacen florecer al máximo nuestro ego y éste puede llegar a ser un tema delicado.

De momento lleva más de 500 mil descargas entre iOS y Android. ¿Conseguirá Vero alcanzar el millón de usuario y romper la siguiente barrera?

Print Friendly, PDF & Email

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.